Si tú estás bien, todo está bien

eBatega

Conversaba el otro día con un colega. Me comentaba que había pasado por un mal momento personal y que ello había afectado su manera de relacionarse con los pacientes. De hecho, había tomado conciencia de ello cuando la enfermera que trabaja con él le había comentado que recibía quejas de ellos: que si estaba despistado, que si atendía rápido, que si no escuchaba… Él es un buen profesional, una persona preocupada por dar un buen trato a sus pacientes, por crear un buen clima en el trabajo; pero en los últimos meses sólo quería que lo dejaran tranquilo, que los pacientes se levantaran de la silla y se marcharan… Lo cierto es que yo me sentí muy identificada con él: en las últimas semanas no tenía ganas de nada, ni mucho menos de escuchar los problemas de otros. Pero claro, nuestro trabajo consiste precisamente en eso: gestionar problemas.

Mi colega…

Ver la entrada original 675 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s